Ases Falsos y como aprender a querer la Mala Fama en 13 canciones

Ases Falsos y como aprender a querer la Mala Fama en 13 canciones

Concepción fue la ciudad escogida por los Ases Falsos para realizar el lanzamiento de su 4to disco, Mala Fama. Con 1.200 personas en el Teatro Biobío, más los miles de espectadores que tuvieron la oportunidad de disfrutar el show vía streaming, a través de chilevision.cl, se dieron por inauguradas las 13 canciones que incluye la placa.

Por Camila Jara Mundaca / Fotografía Gustavo Amigo Arroyo

En el contexto del Ciclo FOME, el espacio que ha contribuido desde sus inicios a desarrollar una cartelera musical constante, de calidad y cercana al público, fue que los Ases Falsos estrenaron su 4to disco con un concierto que agoto las entradas y que no sólo tenía por objetivo presentar en sociedad las 13 canciones incluidas en Mala Fama, si no que dar un paseo por la historia acumulada en sus 3 discos anteriores.

Con un público intranquilo y expectante al inicio de las melodías fue que los Ases Falsos entraron en escena en una lluvia de aplausos; Simón (bajo), Daniel (batería), Martín (guitarra), Francisco (teclados) y Cristóbal (voz y guitarra) se distribuyeron en el escenario, un lugar natural que hacen propio en cada movimiento y sonido que emanan de sus instrumentos.

Una de las novedades anunciadas por la banda fue la presentación oficial de la incorporación de Sergio Sanhueza en la percusión, hecho que sin duda se destacó en el show y no tan solo por el sonido que llego a complementar los clásicos de los Ases, sino por la energía que desborda en el escenario.

Canciones como La Casa, en donde Martín explora riffs que alcanzan sonidos psicodélicos y que se integran por inercia son el bajo de Simón, o la transición de Mala Fama con los teclados de Francisco hacen que cada canción del disco tenga una identidad única, tal como Así es como termina, que envuelve con la percusión de Sergio, y que decir de la explosiva energía de Daniel, que mantiene en alto las bases rítmicas de un disco que se personifica a través de la voz de Cristóbal.

Este disco llega a culminar el hecho de que el destino cruzó a estas personas, con el fin de hacer música, de aquella que es sincera y sin pretensiones. Definitivamente a nadie le costara aprender a querer la Mala Fama de los Ases Falsos.

Gustavo Amigo
[email protected]